13.12.2016

La situación del mercado de las flores y plantas

El mercado de la horticultura obedece a la situación política general

La horticultura se muestra estable y optimista en buena parte pese a la inseguridad económica y política de los mercados. A pesar del Brexit, el embargo de Rusia y el terrorismo, el sector de las flores y plantas sigue avanzando aunque no necesariamente por las vías convencionales.

Los rasgos característicos del comercio internacional de los últimos años siguen vigentes. La demanda mundial de flores y plantas se concentra en los países de Europa, China, Japón y Estados Unidos. Los Países Bajos siguen siendo, sin duda, el centro neurálgico del sector dentro de la Unión Europea. Son los responsables de casi un 70 % de las actividades de exportación de flores y plantas dentro de la Unión Europea. Como se puede apreciar en las cifras actuales de la EUROSTAT, se mantiene la tendencia de aumento de las importaciones de flores y plantas en la Unión Europea tanto en volumen como en valor.

En 2015, se importaron un total de 504 952 toneladas (+8,2 %) por un valor de 1,68 mil millones de euros (+5,3 %) de la Unión Europea. Los responsables principales del aumento de las importaciones son, como en los años precedentes, las flores cortadas, que constituyen el 78 % del total de importaciones de la Unión Europea. El crecimiento en términos de valor equivale exactamente al crecimiento total con un 5,3 %. El aumento de las importaciones se debe casi exclusivamente a las flores cortadas. Las flores cortadas son el único motor del crecimiento del comercio exterior de la Unión Europea.

El hecho de que los volúmenes de las importaciones aumenten más porcentualmente que los valores de las importaciones muestra que no se mantiene la tendencia de los últimos años de adquirir productos de cada vez mayor valor. En cambio, sigue habiendo una evolución a largo plazo en lo referente al desplazamiento de los países de referencia. Kenia continúa siendo el primer país de referencia de la Unión Europea del que proviene aproximadamente un 27 % de las importaciones, seguido de Etiopía, Ecuador y Colombia. Como productores clásicos de flores cortadas, estos países son los responsables del crecimiento de las importaciones descritas de la Unión Europea. Consolidan su posición en el mercado como exportadores para la Unión Europea.

Los países exportadores como Israel, Estados Unidos y Costa Rica, en cambio, muestran una tendencia descendente.

Aumenta el valor exportado, pero no los volúmenes

Según la EUROSTAT, en 2015 se exportaron 664 000 toneladas en cuanto al volumen y 1,98 mil millones de euros en cuanto al valor procedentes de la Unión Europea. En comparación con el año anterior, ha habido un descenso del 3,1 % en lo que respecta al volumen. La tendencia de aumento de las exportaciones de la Unión Europea de los diez últimos años ha experimentado un retroceso por segunda vez consecutiva desde 2013. Al mismo tiempo, se constata un aumento del valor de un 5,1 % que afecta a todo el surtido de flores y plantas. El volumen descendente de las exportaciones en relación con el aumento del valor de las exportaciones significa que se exportan cada vez más productos de mayor valor.

El excedente comercial permanece intacto

A pesar del aumento de las importaciones de flores cortadas de la Unión Europea y, con él, la reiterada dilatación del balance comercial negativo en el segmento de las flores y plantas cortadas (2015: aprox. -620 millones €/2014: aprox. -500 millones €), el balance comercial de la Unión Europea se presenta favorable. La evaluación global muestra un excedente comercial de flores y plantas de un importe de aproximadamente 300 millones de euros. El excedente comercial se puede observar desde el 2002 y, principalmente, se debe a la exportación de bulbos y tubérculos fuera de la Unión Europea.

Mercados objetivo de las exportaciones de la Unión Europea con ligeras variaciones únicamente

Los mercados objetivo de las exportaciones de la Unión Europea son los mismos a primera vista que antes. Rusia y Suiza siguen siendo, con diferencia, los países que más demandan flores y plantas decorativas europeas. En 2015, la Unión Europea exportó, respectivamente, un 20,5 % del valor de exportación a Rusia (en 2014 fue un 21,3 %) y a Suiza (en 2014 fue un 20,7 %), seguidos por los siguientes mercados de exportación: Estados Unidos (11,2 %), Noruega (8,2 %) y China (5,9 %). Lo siguiente que llama la atención es que la disminución de la exportación a Rusia se compensa con el crecimiento del resto de los mercados objetivo. Esto significa que los países miembros de la Unión Europea siguen ampliando sus mercados de exportación tradicionales. En consecuencia, cada país exportador de la Unión Europea se ocupa con ahínco de afianzar su posición en países que en el pasado habían desatendido. De este modo, países como Turquía, Ucrania, Emiratos Árabes Unidos o incluso Japón están cada vez más solicitados. El ministro de agricultura alemán Schmidt hizo hincapié hace poco en continuar con la estrecha colaboración entre Alemania y Turquía en el ámbito agrario mientras que las empresas neerlandesas reafirmaban su deseo de afianzar su relación con Ucrania en la Flower Expo Ukraine 2016. Con la excepción de Ucrania, se constatan pequeños aumentos de hasta un 1 % en todos los mercados objetivo de las exportaciones de la Unión Europea. La clasificación de los distintos mercados objetivo en cuanto al valor de sus ventas permanece constante.

Dos temas de conversación dominan el 2016

El aumento de las importaciones y exportaciones de la Unión Europea de flores y plantas son una prueba de la estabilidad e incluso del crecimiento del comercio en este sector. Ya los valores de exportación de los Países Bajos y también de Alemania registran valores récord y proporcionan una perspectiva optimista para el sector. De esta forma, sigue habiendo una evolución positiva de la exportación también en otoño de 2016 después de que en el año 2015 ya se alcanzara un valor de exportación récord de un total de 5,6 mil millones de euros. No obstante, en 2016 se está generando un sentimiento de incertidumbre en el mercado europeo. El «Brexit» y «Rusia» son sus temas dominantes.

El Brexit: ¿novedades en Occidente?

Con la decisión que tomó el Reino Unido de abandonar la Unión Europea durante el verano de 2016, se ha generado cierta incertidumbre no solo en el comercio de flores y plantas europeo sino también en el mundial. El Reino Unido ha importado anualmente hasta el 2016 flores y plantas de proveedores y comerciantes de los países miembros de la Unión Europea por un valor de mercado de aproximadamente mil millones de euros. De esta forma, Reino Unido ha sido desde el 2011 el segundo mercado de importación más grande de plantas decorativas de la Unión Europea. Para los proveedores y comerciantes de los Países Bajos, pero también para Alemania, Italia, Dinamarca y Bélgica, los británicos han sido y son uno de los socios comerciales más importantes. La relación comercial entre los británicos y los neerlandeses es muy estrecha: en 2015, los neerlandeses exportaron un 17 % de sus plantas decorativas (aprox. 925 millones €) al Reino Unido. Esto corresponde a un 80% de todas las flores cortadas importadas y un 70 % de todas las plantas importadas de los británicos.

También el Reino Unido desempeña un papel muy importante en el aumento general de la demanda de flores y plantas de la Unión Europea. Reino Unido tuvo una gran influencia en el ligero aumento del 0,5 % de la facturación de la venta de flores y plantas en la Unión Europea con el que se alcanzaron los 32,4 mil millones de euros en 2015. En consecuencia, los socios comerciales se muestran nerviosos, en particular, los neerlandeses, por los efectos aún imprevisibles del Brexit.

Este nerviosismo tiene razón de ser aunque aún no hayan cambiado las pautas de compra de los británicos conforme a la investigación de la organización neerlandesa de subastas Royal FloraHolland. Las ventas en cuanto a especies y cantidades de plantas se mostrarían idénticas a las del año anterior tras una breve disminución de los volúmenes de venta de aproximadamente un 5 % justo después del referéndum de junio de 2016.

Resulta interesante el hecho de que los comerciantes británicos hayan mantenido los precios al consumidor de las flores y las plantas al mismo nivel que el año anterior a pesar de la devaluación de la libra británica (adquisición más cara). Los precios de venta se han subvenido o se han compensado a costa del propio margen de beneficio de los comerciantes de flores británicos. Los comerciantes británicos sufren este problema hasta el día de hoy, pero ¿por cuánto tiempo más?

A decir verdad, estas pautas de venta impiden el descenso de la facturación y conllevan cifras de venta constantes, pero a la larga harán que se les quiten las ganas a los británicos de comerciar con flores y plantas. Como muy tarde, cuando haya que establecer más derechos de aduana y se dilaten los plazos de ejecución, las mercancías importadas de la Unión Europea acabarán resultando cada vez menos atractivas para los comerciantes británicos. Muchos buscarán soluciones. Se plantean tres escenarios posibles:

1) La transmisión de los precios de compra más elevados a los consumidores finales: Los comerciantes aumentan los precios de venta al público de las flores y plantas conforme a las pérdidas por el tipo de cambio con el riesgo de que los británicos demanden cada vez menos los productos y disminuyan los volúmenes demandados. Especialmente los clientes del comercio minorista especializado no podrán evitar a largo plazo el aumento de los precios de venta si quieren seguir permitiéndose las «caras» mercancías importadas de la Unión Europea.

2) Fomento de las relaciones comerciales y de las importaciones directas con proveedores de terceros países: Las empresas comerciales que sean lo suficientemente grandes como empresas individuales o como asociaciones de compra como para poder adquirir directamente sus mercancías en los países productores de África y Centroamérica establecerán las relaciones comerciales pertinentes y desviarán sus flujos de mercancías como importaciones directas y dejarán de hacerlo a través de los Países Bajos. En este escenario, será interesante ver cómo se aplicarán los derechos de aduana y cómo afectarán estos a las importaciones directas.

3) Fomento de la producción interna: Los productores británicos podrían aumentar su producción. No obstante, debido a la situación energética y a los costes, la expansión de la producción interna es poco realista, pero a pequeña escala podría ser factible.

Por tanto, es de temer que el comercio de flores y plantas dentro de la Unión Europea se vea sometido inevitablemente a presión a la larga debido al Brexit. Los expertos suponen que las principales repercusiones del Brexit se harán patentes dentro de dos años.

En particular, las centrales de compras de los supermercados Tesco, Asda, Aldi, Lidl, etc., que, en la actualidad, disponen ya de una cuota de mercado superior al 54 % en cuanto a flores cortadas y del 32 % de plantas de interior en el Reino Unido, buscarán nuevas alternativas de compra y proveedores fuera de la Unión Europea y contribuirán, por tanto, a un cambio de los flujos de mercancías. Ya se puede observar una tendencia a las importaciones directas en el comercio europeo y, con el Brexit, se acelerarán una vez más en el Reino Unido.

Los países como Kenia, Colombia, Sudáfrica, Turquía, Israel y Marruecos adquirirán una mayor importancia de la que han tenido hasta ahora para los comerciantes británicos. No obstante, en estos países también domina la incertidumbre. Sobre todo, la asociación florista de Kenia teme que el acceso al mercado de la Unión Europea y del Reino Unido se complique en lo que respecta a las aduanas y a los flujos de mercancías. La incertidumbre es comprensible sobre todo por el hecho de que Kenia formaba parte de la comunidad «East African Community», que durante el verano de 2016 estaba a punto de conseguir importantes facilidades comerciales en la Unión Europea.

 

Nuevos mercados en el punto de mira

Lo cierto es que sobre todo los mayoristas de flores neerlandeses están buscando con ahínco nuevos mercados desde el Brexit y miran en todas las direcciones, tanto dentro de la Unión Europea como fuera como, por ejemplo, a los Estados Unidos o China. Especialmente China, de acuerdo con Royal FloraHolland, «está loca por las flores hechas en Holanda» y sigue siendo un mercado en expansión muy interesante para la exportación de flores y plantas a pesar de la tensa situación económica. Los expertos estiman que el consumo per cápita de los chinos cambiará de forma considerable a causa de la transformación social de China (15 millones de chinos han pasado de ser pobres a pertenecer a la clase media) al igual que ocurre con los mercados en expansión de México, Brasil o Argentina. En tal caso, las posibilidades de mercado de las flores y plantas en China al nivel del consumidor se triplicarán, según los expertos, de los 5,5 mil millones de euros en la actualidad a 16,5 mil millones de euros.

Ante esta situación, los objetivos de exportación de la Royal FloraHolland de querer aumentar su valor de exportación de los diez a los 200 millones de euros para el año 2020 resultan realistas. Está por ver hasta qué punto los otros países de la Unión Europea podrán o participarán en el auge y en el distintivo de «Hecho en la Unión Europea».

Rusia y su embargo

Basta con echar un vistazo al socio comercial Rusia para entender la importancia de encontrar nuevos mercados fiables para el comercio de flores y plantas. Debido al embargo sobre las importaciones de productos agrícolas procedentes de países de orientación occidental (países miembros de la Unión Europea, Estados Unidos, Canadá, Australia y Noruega), Rusia ha ido perdiendo fuelle como el mercado objetivo más importante para las exportaciones de la Unión Europea.

Como respuesta a las sanciones de la Unión Europea hacia Rusia, el mercado ruso continuará cerrado para una gran parte de los productos agrarios y alimentarios europeos por motivo de la «protección de los intereses nacionales de la Federación Rusa» hasta finales de 2017. Esta circunstancia se agrava por la situación política de Siria. Los más afectados son evidentemente los Países Bajos, el centro neurálgico y el número 1 indiscutido en cuanto a las exportaciones de flores y plantas dentro y fuera de la Unión Europea. En 2015, un 44 % de las flores cortadas vendidas a Rusia provenían de los Países Bajos (de Ecuador: 36 % y de Colombia:  13 %).

La cuota de exportación de los Países Bajos a Rusia se ha reducido a más de la mitad durante los últimos tres años. Si Rusia se encontraba en 2014 en el puesto número 4 de los 10 países principales a los que exportaban los holandeses, en septiembre de 2016 ni siquiera aparecía en la lista. Ya en la primavera del 2016, la cuota de exportación a Rusia se encontraba por debajo del umbral del 3 % en aproximadamente 44,5 millones de euros (mientras la cuota de exportación a Alemania era del 30 %). Al mismo tiempo, Polonia mostraba un crecimiento en exportaciones procedentes de los Países Bajos del 13 % (55 millones de euros). Como se observa también en el mercado de la fruta y la verdura, cada vez hay menos margen para introducir mercancías de la Unión Europea en Rusia.

Cambios permanentes

Aunque al principio de la crisis rusa muchos comerciantes y expertos tenían esperanzas de que la limitación de las actividades de exportación de la Unión Europea a Rusia durara poco, cada vez hay más indicios de que los efectos y cambios derivados del embargo de Rusia se mantendrán a largo plazo.

Según los expertos, Rusia está consolidando sus relaciones comerciales fuera de la Unión Europea y está ampliando su propia producción. Es difícil de concebir que estas medidas, una vez instauradas y en funcionamiento, vayan a disolverse en el futuro en beneficio de las exportaciones de la Unión Europea. De esta forma, India, Vietnam y también Japón muestran un gran interés por el quinto importador más grande del mundo de flores y plantas: Rusia. Estimulan el mercado y estudian de forma exhaustiva las necesidades de los consumidores y comerciantes rusos.

Vietnam, por ejemplo, ha establecido vuelos directos para el envío de flores cortadas en diez ciudades rusas para posicionarse como productor de flores y plantas frescas durante todo el año. Los vuelos directos tienen principalmente como destino la ciudad de Moscú y las inmediaciones. Según los expertos, más del 40 % de la demanda de flores cortadas proviene de la región de Moscú y sus inmediaciones. Esta concentración del mercado facilita su explotación. Vietnam se asegura, de esta forma, su posición en el comercio internacional de Rusia.

Además de la organización de nuevas fuentes de suministro fuera de la Unión Europea, Rusia apuesta cada vez más por aumentar su nivel de autoabastecimiento. Se sabe que Rusia invierte cada vez más en invernaderos de tecnología punta (en 2015, aprox. 168 ha). Los expertos estiman que la producción rusa de flores cortadas ha aumentado más del doble durante los últimos cuatro años. De acuerdo con ello, aproximadamente un 15 % de la cuota de mercado nacional se nutre de la producción rusa de flores cortadas. Un crecimiento impresionante que muestra a su vez la aún elevada necesidad de importación de Rusia.

Esta necesidad de importación seguirá existiendo y, dado el caso, incluso seguirá aumentando a pesar de los esfuerzos para aumentar el nivel de autoabastecimiento. Las flores tienen una gran relevancia en las festividades rusas y, desde hace poco, los rusos demandan también las flores para sus propias necesidades. Al igual que ocurre con China, surge la cuestión de cuándo y cómo la Unión Europea podrá participar en esta tendencia. En el sector, se espera que la crisis rusa se supere en diez años como mucho y que se reanude un comercio sin limitaciones entre Rusia y la Unión Europea. No obstante, no deberíamos confiar en ello. Incluso antes del embargo, Rusia no siempre ha demostrado ser un mercado fiable.

Condiciones marco favorables en Alemania

A pesar de todas las turbulencias en el mercado (Brexit y el embargo de Rusia), el mercado alemán de las flores y de las plantas decorativas se muestra estable y positivo en el 2016 conforme a los primeros resultados. Este hecho radica en la actitud positiva del consumidor y, en consecuencia, en un buen clima para el consumo.

Como ocurrió en 2015, una evolución estable del mercado laboral con un aumento del empleo y de los salarios reales (+ 2,6 % en el primer trimestre/+ 2,3 % en el segundo trimestre del 2016) generó un optimismo acentuado con respecto a los ingresos con un deseo firme de consumir. El ambiente de consumo de Alemania se muestra, en contraposición al Reino Unido y a pesar del Brexit y los ataques terroristas, sumamente resistente (comentario sobre el Reino Unido: en otoño del 2016, el 60 % de los británicos siente incertidumbre sobre su futuro y supuestamente reducirá, por ello, sus gastos personales en moda, estilo de vida y hogar).

Según las previsiones de la compañía de investigación de mercados Gesellschaft für Konsumforschung (GfK), los gastos de consumo privados, como pilares importantes del desarrollo económico de Alemania, aumentarán aproximadamente un 2 % en 2016. Los comerciantes también notan la buena situación y estabilidad de este clima de consumo. Por ello, la asociación industrial alemana de jardinería Industrieverband Garten e.V. (IVG) y la asociación comercial alemana de bricolaje, construcción y jardinería Handelsverband Heimwerken, Bauen und Garten (BHB) informan de un ligero crecimiento en el sector tras la primera mitad del 2016 que hasta finales del 2016 alcanzará al menos el nivel del año anterior a pesar de las condiciones climáticas desfavorables.

El gobierno de Alemania plantea un crecimiento estable de la economía alemana en su pronóstico de otoño del 2016. De acuerdo con ello, el crecimiento económico permanece estable con un 1,8 %. También en países como Polonia, Portugal y Turquía, existe un buen clima para el consumo y se mantiene la tendencia a una demanda creciente de flores y plantas. Asimismo, resulta favorable para Alemania que se mejoren las condiciones marco para la horticultura conforme a la estrategia futura para el sector de la horticultura. A finales de octubre de 2016, se aprobó por unanimidad una moción con el título «Fortalecer y adaptar de cara al futuro la horticultura y la arquitectura paisajista como sector económico innovador».

Día de la madre: la medida de todas las cosas

En el día de la madre, uno de los acontecimientos más importantes para la venta de flores y plantas, la mayoría de mayoristas alemanes también alcanzó sus expectativas en el 2016. Por ello, la asociación del comercio alemán de flores, mayoristas e importación Verband des Deutschen Blumen- Groß- und Importhandels e.V. (BGI) informa sobre precios estables con un volumen de ventas con una tendencia ligera a la alza. También la empresa de subastas Veiling Rhein-Maas habla de una buena venta con la segunda facturación más alta de los últimos seis años. Los expertos del mercado observaron también que sobre todo los productos de primera calidad se pudieron comercializar a muy buenos precios. De esta forma, se alcanza el objetivo de la horticultura alemana de generar más valor mediante la apreciación del valor.

Si los precios están bien: ¡todo va bien!

También, al margen del día de la madre, los productos de primera calidad tienen, por consiguiente, una gran relevancia. El fenómeno de los precios más altos solo lo mencionan algunos comerciantes de forma aislada. Aunque la Oficina Federal de Estadística alemana constata desde el 2010 un aumento anual de los precios al consumidor de productos de jardinería (índice de 2010 = 100, índice de 2015 = 112,4), los precios se estancan al nivel del comercio mayorista conforme a la declaración de los comerciantes al por mayor de la BGI. En cambio, al nivel del consumidor final las plantas en maceta han subido 53 céntimos por unidad (planta o bandeja) durante los últimos seis años según la AMI.

En el caso de los Países Bajos, el panorama es diferente. El crecimiento de las exportaciones constatado en los Países Bajos se debe exclusivamente a la subida de los precios. De esta forma, los precios medios de la Royal FloraHolland han ido aumentando mes a mes en 2016 hasta alcanzar un nivel sin precedente en la historia de la Royal FloraHolland. Lo sorprendente es que el alto nivel de los precios se aplica a todo el surtido de flores y plantas.

A comienzos del 2016, se alcanzó con 37,7 céntimos el precio medio más alto de todos los tiempos de la organización comercial. El precio medio aumentó de esta forma un 5,6 % y, al mismo tiempo, la cuota de suministro bajó un 1,5 %. Se sospecha que el motivo de estos elevados precios medios son la leve alteración de los canales de distribución en dirección al comercio minorista que habría conducido a una fijación más firme de los precios. Esta organización de «cadenas de valor más fiables» se puede observar también en el comercio alemán de flores y plantas, pero, según los expertos del sector, no se ha aplicado de la forma adecuada, ya que los proveedores y mayoristas de Alemania apenas se benefician de la subida de precios al consumidor.

Peculiaridades del 2016

Los mayoristas alemanes afirman que el comercio minorista especializado se centra más en aspectos como la calidad y la producción regional cuando adquieren flores y plantas. Esta observación también se aplica a Francia donde la marca «Fleurs de France» adquiere una gran relevancia en las negociaciones y ventas.

En el análisis de las causas realizado durante el verano de 2016 por parte de los Países Bajos (Royal FloraHolland) del descenso de las exportaciones de plantas a Alemania en el año 2015 (- 3,8 % = 83 millones € en comparación con el 2014), se muestra que, junto al grado creciente de autoabastecimiento en Alemania, hay una tendencia clara a adquirir productos regionales.

¿Se va a intensificar esta tendencia también en el sector de las plantas decorativas al igual que ha ocurrido con la fruta y la verdura? En la tipología de los consumidores (Altmann, Kaim, Fluck 2012) del mercado alemán de las plantas decorativas se distinguen los siguientes perfiles: el consumidor de productos regionales, ecológicos y de comercio justo. Así pues, los consumidores de cualquier edad coinciden en que prefieren los productos regionales, pero no compran solo productos regionales o alemanes. A este respecto, la balanza se inclina al saber que en especial las flores cortadas proceden del extranjero.

Más bien, una gran variedad de aspectos influye en la decisión de compra. Por ejemplo, una producción sostenible (ecológica o justa) resulta más importante que el aspecto regional. Aquí resulta interesante mencionar que el deseo de un distintivo de comercio justo divide a los consumidores. Los defensores tienen 60 años o más, mientras que a los jóvenes les es más indiferente. Probablemente, se deba a que estos son la generación fundadora del movimiento ecologista de los años 70 y 80 y siguen manteniendo sus convicciones.

No obstante, el factor decisivo es y sigue siendo la calidad (producto y proceso). En este sentido, se confirma que a los consumidores alemanes no les importa adquirir mercancías importadas si les convence su calidad y si cuentan con valores distintivos (respeto por el ser humano y por el medio ambiente).

La «sostenibilidad» y la «regionalidad» conducen, por tanto, a la venta, pero el consumidor alemán siempre los contempla en relación con la calidad.

Junto al aspecto regional, los mayoristas comprobaron otra peculiaridad en el 2016. El comercio alimentario minorista se está profesionalizando y está ampliando su surtido. Por lo tanto, el comercio alimentario minorista se está introduciendo en el sector de las flores y plantas del que tradicionalmente se ocupaba el comercio minorista especializado y «está a la caza» del surtido del mercado especializado para participar también en este sector. Una realidad que el mercado minorista especializado debe tratar y observar de cerca.

Otra peculiaridad o algo que ha ido observando el comercio mayorista es que en el mercado estancado de las plantas en maceta casi solo existe el crecimiento a través de novedades, es decir, mediante productos y conceptos innovadores. La feria «Hortivation» en Messe Essen organizada por primera vez en 2016 a este respecto sigue el planteamiento correcto para sensibilizar al sector sobre las innovaciones.

Conclusión

Los flujos de mercancías mundiales cambian continuamente. Tenemos una demanda estable en la Unión Europea y un potencial de crecimiento fuera de la Unión Europea.

También en Alemania se muestra estable el mercado de las flores y las plantas y, gracias al clima de consumo favorable, la demanda se mantendrá durante el 2017.

La subida de los precios resulta satisfactoria al nivel del mercado minorista aunque no se puede imponer en todos los casos.

Tanto el Brexit como el embargo de Rusia son los temas dominantes del 2016 cuyos efectos se verán a largo plazo. No obstante, no deberíamos confiar en que todo volverá a la normalidad. Todos los países deberían buscar canales de distribución alternativos y nuevos mercados objetivo mediante la intensificación de los contactos comerciales existentes ya sea dentro o fuera de Europa. Debido a esta nueva organización, es de suponer que en el 2017 cambiarán los flujos de mercancías en relación con las pautas de consumo también cambiantes de algunos países de la Unión Europea.

A este respecto, uno de los motores principales será el aumento de las adquisiciones directas de las grandes empresas comerciales.

Quedará patente si la Unión Europea logra realizar un pequeño referéndum con un gran efecto o un gran referéndum con efecto menor. Sin duda, será interesante: ¡de Oriente a Occidente!

 

Fuentes

Conversaciones con expertos, así como EUROSTAT, AMI, BGI, GfK, VGB, TASPO, Gabot    

 

Dr. Marianne Altmann

CO CONCEPT, por orden de Messe Essen para la IPM Essen 2017